La mayoría de nosotros estamos tan acostumbrados a los ruidos molestos (dichoso móvil) que no nos damos cuenta de que oímos o de cómo escuchamos. Consecuentemente, nuestro bienestar se ve afectado por el sonido moderno. Te contamos 7 cosas que no sabías sobre el sonido.

 

 

En este vídeo de TED, Julian Treasure, especialista en Audio Branding que lidera The Sound Agency, argumenta la importancia del sonido en nuestro día a día.

Te las resumimos en 7 puntos clave:

 

  • Tú eres un acorde.

Algo obvio desde la perspectiva de la física, ya que metafóricamente se compara al cuerpo humano con un conjunto de ritmos y vibraciones que producen un acorde, formado por una colección de tonos.

 

  • Una definición de salud podría ser que un acorde está en completa armonía.

La Organización Mundial de la Salud define salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades“. Esto abre al menos tres planteamientos de la definición. En un sentido filosófico, Platón, Sócrates, Pitágoras y Confuncio escribieron sobre la relación de armonía, música y salud. «Toda la vida humana tiene necesidad de ritmo y armonía», Platón.

 

  • Vemos una octava, después la escuchamos.

Una octava, intervalo de 8 grados en la escala musical, dobla la frecuencia. El espectro visual de una frecuencia es 400 – 790 THz, por lo que está por debajo de una octava. Los humanos con una gran capacidad auditiva pueden escuchar desde 20 Hz hasta 20 KHz, lo que supone 10 octavas.

 

  • Adoptamos posiciones de escucha.

Las posiciones corporales de escucha ayudan a ser más conscientes y efectivos en la comunicación. Un oyente experto puede ser igual de poderoso que un locutor. Los hombres buscan una posición de escucha para encontrar un punto o solución.

Por otra parte, las mujeres normalmente adoptan una posición de escucha prolongada, disfrutándola y adaptándola según el transcurso.

posición corporal en la escucha

 

  • La música comprimida produce cansancio.

Por mucha tecnología y estudios de psicoacústica realizados, sigue habiendo inconvenientes con la compresión de sonido como se trata en este artículo de Robert Harley ya escrito en 1991. Pensemos en un canción en MP3. Al estar comprimida, las frecuencias quedan menos agrupadas y cuesta más distinguirlas. Debido a esta dificultad al distinguir, nos resulta más agotador escuchar la canción en cuestión.

 

  • El abuso de auriculares está creando sordera en los niños.

Cerca del 19% de los adolescentes americanos entre 12 y 19 años mostraron pérdidas auditivas entre 2005 y 2006. Relacionado con este punto, los Audiólogos usan la regla común de que sino puedes escuchar una conversación cerca de ti con los auriculares puestos, entonces es que el volumen está demasiado fuerte.

 

  • El sonido puede curar.

Tanto la musicoterapia como la sonoterapia se consideran curadoras a través del sonido. La primera está más reconocida para casos como demencia o el autismo.

Sin embargo, la sonoterapia trata de mejorar la salud mediante tonos y sonidos. Una práctica que es poco común pero que tiene su origen en los chamanes y tribus utilizando gongs y campanas que han prevalecido en diferentes culturas a lo largo del tiempo.

 

Esperamos que estas ideas hayan contribuido a tu conciencia sobre el sonido y su repercusión en la salud. Son bienvenidos comentarios y opiniones acerca de estos puntos que detallaba Julian Treasure.